Posts Tagged ‘Perú. Historia’

Los sensacionales hallazgos de las tumbas del Señor de Sipán y el Señor de Sicán , convierten a Lambayeque en centro neurálgico donde los turistas pueden conocer las maravillas y misterios de sus complejos arqueológicos .
SIPÁN – HUACA RAJADA:
Ubicada a 35 km de la ciudad de Chiclayo, a 2 km del pueblo de Sipán se encuentra esta magnifica construcción hecha a base de adobe, importante santuario de la cultura Mochica donde se encontraron los restos del “Señor de Sipán” cerca de donde se levanta la pirámide de adobe de Huaca Rajada.
en 1987, el arqueólogo peruano Walter Alva Alva, junto con su equipo, descubrió la tumba del Señor de Sipán. Este descubrimiento es comparable, en importancia, al de otros gobernantes habidos en la historia hace milenios. El hallazgo de las tumbas reales del Señor de Sipán marcó un importante hito en la arqueología del continente americano, porque por primera vez se halló intacto y sin huellas de saqueos, un entierro real de una civilización peruana anterior a los Incas. El ataúd de cañas en que se halló, fue el primero en su tipo que se encontró en América y reveló la magnificencia y majestuosidad del único gobernante y guerrero del antiguo Perú encontrado hasta la fecha de su descubrimiento, cuya vida transcurrió alrededor del año 250 D.C.

 

En la vestimenta de este guerrero y gobernante que medía aproximadamente 1.67 m.  destacan las joyas y ornamentos de la más alta jerarquía como pectorales, collares, narigueras, orejeras, cascos, cetros y brazaletes. Predominan en estas piezas el uso del oro, de la plata , del cobre dorado y de las piedras semi preciosas. En su sepulcro, se hallaron más de 400 joyas.
El collar de oro y plata es un símbolo religioso de los dioses principales, el Sol y la Luna. Al lado derecho del pecho, el collar era de oro y al lado izquierdo de plata. Simbolizaba la visualización de ambos dioses en el firmamento en un momento del día. Es decir, el perfecto equilibrio deseado, según la mitología mochica.
Debido a su alta jerarquía y a su poder semidivino, este gobernante fue sepultado junto con ocho personas, al parecer por las vestimentas y osamentas encontradas, su esposa y dos mujeres posiblemente concubinas, un jefe militar, un vigilante, un porta estandarte y un niño. Entre los animales encontrados habían un (perro ).
 
El sacerdote Debajo de la tumba del Señor de Sipán, se encontraron otras dos tumbas, la del sacerdote y más abajo, la del Viejo Señor de Sipán.
En la del sacerdote, se hallaron piezas que indicarían que sería uno de los principales personajes en la jerarquía religiosa de la cultura Mochica. Fue contemporáneo al Señor de Sipán. En las piezas que le acompañaban destacan como símbolos religiosos, la copa o el cuenco destinados a los sacrificios, una corona de metal adornada con un búho con sus alas extendidas y otros elementos para el culto a la luna.

El Viejo Señor de Sipán 


Sin embargo, por los mismos análisis de ADN, se ha probado que con diferencia de cuatro generaciones, el Viejo Señor de Sipán era un antepasado directo del mismo Señor de Sipán, por lo que se podría pensar en una alta jerarquía hereditaria.
En su tumba se hallaron los restos de una mujer joven y una llama y los suntuosos atuendos llenos de oro y plata.

Batán Grande. El Señor de Sicán.
 

Otro hallazgo sensacional realizado en Batán Grande y perteneciente a la cultura Sicán, fue el que tuvo lugar en 1991; lo realizó el arqueólogo japonés Izumi Shimada en la Huaca del Loro. Allí excavó y documentó dos tumbas de élite del período medio de dicha cultura. Los trabajos se realizaron desde fines de junio de 1991 hasta mediados de marzo de 1992 y han sido las primeras tumbas de élite de este período que se han excavado científicamente. Dichas tumbas se ubican dentro de la Reserva Arqueológica y Ecológica Nacional de Pomac, Batán Grande, en el valle del río La Leche.

Las evidencias indican el alto desarrollo alcanzado en los campos de la tecnología metalúrgica, agricultura y economía que hizo posible que Sicán sea una cultura singular. Sicán quiere decir “Casa de la Luna” en la antigua lengua Muchick, y era así como se llamaba la zona en la que se desarrolló.
Una de las tumbas estudiadas, pertenecía a una hombre de élite de unos 40 a 50 años de edad. Se le encontró sentado, con las piernas cruzadas y con el cuerpo completamente cubierto por cinabrio, que le habían aplicado seguramente como parte del ritual. El cuerpo estaba de cabeza y ésta había sido forzada a tomar un ángulo de casi 180°. Sobre el cuerpo lucía innumerables cuentas de concha y piedras semipreciosas. Su atuendo incluía además un faldellín de oro, orejeras y una máscara también de oro. El oro tenía, para los hombres de esta época, un valor ritual diferente al que le damos hoy en día. Servía para el adorno del Señor, quien aparecía ante sus súbditos refulgente como el mismo sol. El Señor fue enterrado con la mayoría de sus pertenencias, incluyendo la litera que lo transportaba.
Lo más destacado es la increíble cantidad de bienes encontrados, mayormente objetos de metal, cuyo peso alcanzó 1.2 toneladas, lo que evidencia claramente la riqueza económica y gran productividad, además del avance tecnológico y organización social de la Cultura Sicán. Las piezas compiten en cantidad y calidad con las del señor de Sipán.
En el año 1994 se llevó a cabo la exposición de estos importantes hallazgos en el Museo de la Nación. y hoy se pueden apreciar en el museo nacional de sicán.

El Museo Nacional Sicán está situado en la ciudad de Ferreñafe, cerca de Chiclayo,  El museo está principalmente dedicado a la Civilización Lambayeque o Sicán que se desarrolló en la región entre los años 700 y 1300 aproximadamente antes de caer bajo el dominio chimú.
La antigua nación lambayeque es conocida principalmente por su arte metalúrgico (siendo especialmente famosas sus máscaras funerarias de oro y sus tumi o cuchillos ceremoniales) que el museo muestra documentadamente. Los grandes Complejos de Pirámides de barro que construyeron los lambayeque, como los centros ceremoniales de Túcume o del bosque de Pomac, se encuentran relativamente cerca de Ferreñafe y pueden visitarse en la misma jornada que el museo.

Anuncios

Read Full Post »

                                             

     LA REALIDAD DE LAURA BOZZO

 

                                                                                  

 ¿Cómo es una "pollada"? Me preguntó vía messenger hace unas semanas una  amiga mexicana. Y claro que sabía por qué lo hacía: ella, al igual que millones de personas en Estados Unidos, América Latina y España, ven día a día el programa que Laura Bozzo, tiene en la televisión.  La mal llamada abogada del pueblo, viene, desde hace 6 años,destruyendo  la imagen de los peruanos en el extranjero a través de una realidad tan grotesca y exagerada como falsa.

 

La comunidad internacional debe saber que su famoso programa de televisión no se ve en el Perú. ¿Por qué? Porque bien saben, ella y sus productores, que si así

 fuera habría innumerables protestas y reclamos para que deje de emitirlo.Bozzo se defiende diciendo que sólo muestra la realidad peruana.¿Dónde vive está mujer? ¿De qué realidad peruana habla? En el Perú la gente no se anda gritando o peleando, ni todos los hombres engañan a sus mujeres.

 

Tienen facultades de odontología y buenos dentistas y, por supuesto, los dientes, como la dignidad, en su sitio. Las personas que salen en aquel programa existen, qué duda cabe; pero sus dramas y miserias son meros montajes que sirven para acrecentar el show business.

 

La mayoría son personas pobres y con grandes problemas, reclutados de lugares marginales que existen en la ciudad. Porque Lima, al igual que Buenos Aires o México, tiene gente desdichada que vive en barrios o colonias olvidadas y que por unos soles aceptan denigrarse ante las cámaras de televisión.

 

Pero ¿qué puede esperarse de una señora que permaneció bajo arresto domiciliario en su estudio de grabación por casi tres años? Mientras su programa era visto en decenas de ciudades del mundo, el juicio que se le seguía por enriquecimiento ilícito y tráfico de influencias (por aceptar dinero del gobierno dictatorial de

Fujimori y Montesinos para apoyarlo con su programa de televisión) sólo era visto en el Perú.

 

Y lo peor es que nadie la puede detener.Laura Bozzo sigue explotando la vulgaridad de un grupo de improvisados y malos actores que se golpean, lloran, gritan, mientras ella, sedienta de violencia y rating, observa placentera.

 

Si bien es cierto que en el Perú existen las "polladas", es cierto también que son reuniones de fiesta donde la gente se reúne a compartir y bailar con la familia y los amigos, de paso que recolecta algo de dinero. No sólo son lugares de pelea o cuna del adulterio.

 

También es cierto que existen los "carritos sangucheros", pero no en la medida en

que los extranjeros se lo imaginan (uno en cada esquina) gracias a las generosas donaciones mediante las que "Laurita" (como la llaman ante las cámaras aquellas pobres y desvalidas señoras que la abrazan y besan tras haber sido llevadas

en camiones por la producción del programa para luego ser recompensadas con algún regalito) demuestra que su programita se enmarca dentro de un moderno concepto de responsabilidad social.

 

En el Perú las facultades de comunicaciones toman a Laura Bozzo como ejemplo de lo que no debe hacerse en televisión. Si tan sólo nos fijamos en la forma como usa el lenguaje (cosa adversa al tradicional buen uso del castellano por parte de los peruanos), veremos su escasa preparación profesional, su vulgaridad y, por lo

tanto, su continuo mal ejemplo.

 

En cuanto al cordial y efusivo público que la acompaña y aplaude cada día, veremos que casi siempre son las mismas personas atraídas al set de televisión con la promesa del obsequio automático.

 

Ante esto ¿qué pueden hacer los peruanos? Mientras que gente como:   Mario, Vargas Llosa, Jaime Bayly, Susana Baca, Juan Diego Florez, Christian Meier, Gastón Acurio, Eva Ayllón, Alfredo Bryce Echenique, Claudio Pizarro, Gianmarco, entre otros, son reconocidos en el exterior por su gran trabajo a favor de las letras, la música, la actuación, el deporte o la gastronomía peruana, Laura Bozzo tira todo por los suelos.

 

Para ella y su gran equipo de producción, el Perú es ese paisito donde puede fabricar sus programas, enlatarlos y exportarlos, con el escudo de la libertad de expresión.

 

Y así, gracias a su "trabajo", hacer que miles de peruanos que viven en el extranjero puedan ser burlados gratuitamente y comparados faliblemente con la indigencia de sus "invitados".

 

La realidad del pueblo peruano no es la que se ve en los programas de esa señora. Los peruanos no venden la dignidad por unos soles o regalos. Los peruanos no viven dentro de un talk show repugnante, mugriento.

 

Somos más los peruanos que aborrecemos los programas basura.

Somos más los peruanos amables, trabajadores y decentes.

Somos más los peruanos que luchan porque su país sea cada día mejor de lo que es.

Somos más los peruanos que, sin triunfalismos ni chauvinismos, nos sentimos orgullosos de su gente y cultura.

 

Hagan que esto se sepa en el exterior, comuníquenlo a sus amigos extranjeros y familiares que viven fuera del país y que ellos hagan lo propio.

 

Que todos sepan que lo que hace Laura Bozzo avergüenza a los peruanos.

Que todos sepan que "la realidad" de los programas de Laura Bozzo no es la nuestra.

Y que aún si es aclamada y aplaudida por grandes auditorios y deseada por las grandes cadenas de televisión, no enorgullece a  nadie.

                                                                              

          

 

 

 

Read Full Post »